Aerotermia

El compañero perfecto del autoconsumo fotovoltaico.

Energía eficiente y renovable

¿QUÉ ES LA AEROTERMIA?

Se trata de un sistema altamente eficiente que calienta y enfría agua utilizando la energía contenida en el aire, siendo considerada una energía renovable.

Esta capacidad para producir agua fría y/o caliente, permite emplear la aerotermia en la producción de ACS (Agua Caliente Sanitaria), en sistemas de calefacción y en equipos de climatización.

Su consumo es eléctrico, pero no emplea normalmente esta electricidad para calentamiento directo del agua como haría un termo eléctrico, sino que consigue calentar/enfriar agua de igual modo que lo hace una bomba de calor tradicional (aire acondicionado), es decir, mediante la expansión y compresión de un gas refrigerante.

VENTAJAS DE LA AEROTERMIA

Su alta eficiencia, sobre todo en climas mediterráneos y, el hecho de que su consumo sea eléctrico, hacen que sea un sistema ideal para combinar con una instalación de autoconsumo fotovoltaico.

De esta forma, es posible tener momentos del día en los que la producción de ACS, calefacción y/o climatización esté totalmente abastecida energéticamente por la propia instalación de autoconsumo. En otros momentos, esta cobertura será parcial (o nula si se carece de baterías).

Otro punto a favor de los sistemas de aerotermia es su conectividad, pueden operarse mediante una APP desde el teléfono móvil.

Beneficios de la aerotermia

SISTEMA LIMPIO

Un sistema limpio con el que evitamos quemar ningún combustible.

LIBRE DE RUIDOS

Es silencioso.

SIN ALMACENAJE

No necesitamos almacenar gasóleo, gas…

MEDIO AMBIENTE

Evitamos generar emisiones que sigan dañando el planeta.

VERSATILIDAD

Con un único sistema podemos generar ACS, calefacción y climatización.

SUELO RADIANTE

Ideal para sistemas de suelo radiante, la calefacción más confortable.

AHORRO

Su coste de funcionamiento es de los más bajos de entre las opciones disponibles en el mercado.

INSTALACIÓN

La instalación es rápida y limpia.

AYUDAS

Contamos con ayudas y subvenciones.

RESOLVEMOS TUS DUDAS

Preguntas frecuentes

La aerotermia obtiene energía del aire y utiliza dicha energía para calentar o enfriar agua. Esto lo consigue aprovechando las propiedades físicas de un gas refrigerante. Éste, al comprimirse, liberará calor y, al expandirse, lo cogerá del ambiente.

Necesita electricidad para funcionar pero, salvo momentos puntuales en los que puede ser necesaria la actuación de una resistencia eléctrica, esta electricidad se emplea únicamente para “mover la máquina”, es decir, alimentar eléctricamente válvulas, ventiladores, bombas de recirculación, compresores… Sin embargo el agua caliente o fría se obtiene mediante el proceso físico de compresión y expansión de un gas refrigerante.

Es una instalación sencilla que, dependiendo de si es una aerotermia sólo para ACS o es integral (ACS + calefacción + climatización), puede tardar entre 1 y 5 días de media en viviendas. En empresas dependerá del total de unidades de aerotermia a instalar y de su potencia. En cualquier caso son instalaciones muy limpias y que no requieren obras.

Sin duda es una opción muy eficiente y posiblemente la más eficiente para calentamiento y enfriamiento de agua. La aerotermia es capaz de producir, por cada kWh eléctrico que toma de la red, hasta 4-5kWh de energía térmica. Esto hace que el coste energético, el precio del kWh obtenido con aerotermia, sea de los más bajos que podemos obtener.

La principal ventaja, aparte de su eficiencia, es que no se produce la combustión de ningún combustible fósil como son el gas propano, el GNL o el gasóleo. De hecho, no se produce combustión alguna, lo que la convierte en una tecnología mucho más limpia y segura. En la misma línea, no es necesario recargar depósitos ni cambiar bombonas, ni tampoco pagar un fijo por suministro de una energía que quizás no necesitemos para nada más.

Es recomendable comprobar los parámetros de funcionamiento cada año o cada dos años. No obstante, no es un mantenimiento en el que haya que limpiar chimeneas, quemadores con restos de combustible ni nada parecido como ocurre con otras tecnologías. Se centra más en comprobar por parte de un técnico cualificado la correcta carga de refrigerante, la presión de los circuitos, funcionamiento de la bomba de recirculación, de válvulas de seguridad, del compresor… Siempre de forma limpia y siendo un proceso totalmente seguro.

Es sin duda una opción muy interesante. La aerotermia se alimenta de electricidad y la fotovoltaica produce electricidad, por lo que combinando ambos sistemas podemos lograr ACS, calefacción y climatización a muy bajo coste, incluso a coste cero en algunos momentos del día.

Lo ideal es su uso con suelo radiante pues es con esta tecnología con la que menos consume, no obstante, existen sistemas llamados de “alta temperatura” que funcionan perfectamente con radiadores convencionales, aunque se penalice la eficiencia del sistema.

Ahora mismo existe más de un programa en vigor que subvenciona estas instalaciones cubriendo porcentajes muy altos de la inversión. Igualmente existen ayuntamientos que bonifican el IBI o el ICIO por inversiones en eficiencia energética. Por último, si la inversión cumple algunos requisitos concretos, podemos desgravarnos hasta un 60% de la inversión en la declaración
de la renta.

Nosotros nos encargamos de facilitar toda la información y gestionar todos los trámites.

NEWSLETTER

Recibe las últimas novedades sobre nuestros servicios y noticias.

TE ESCUCHAMOS

Contacto

Infórmate sobre nuestros servicios, solicita presupuesto y conoce a nuestro equipo.

DIRECCIÓN:

Polígono Menaja, C/ Arroyo San José, 11 21007 (Huelva)

CORREO ELECTRÓNICO:

info@belogic.pro

TELÉFONO:

+34 959 97 12 23

  • 279524041 11101991759 2453749635 3